29 de junio de 2008

"Tiburón que se duerme se lo lleva la corriente"


Armado con una boca llena de dientes tipo navaja que muda en intervalos regulares, produciendo incluso miles al año, el tiburón es la especie que ha venido evolucionando desde aproximadamente 200 millones de años antes que los dinosaurios.

Seguramente que cuando por ahí, un Tiranosaurio Rex bebé se iba a dar una ducha al mar, se convertía en plato tendido de esos legendarios "tiburosaurios".

Es así que el tiburón de hoy, lógicamente más pequeño, no ha perdido, esa característica asesina, que científicos e investigadores han tratado de asolapar, con finas excusas; hasta han llegado a decir que sus ataques son por equivocación, al no querer afirmar que es una particularidad intrínseca de este animal.

De todos modos dejemos eso a los estudiosos, porque existe algo más profundo aún.

Y es que la mayoría de las 400 especies de tiburones están condenadas a nadar siempre, de lo contrario se hundirían.

Pero hay todavía más.

Dejar de nadar, les provocaría también la muerte ya que a diferencia de los peces óseos, los tiburones no poseen una vejiga natatoria.

Ya te preguntarás que es una vejiga natatoria. Quizá imaginaste una vejiga con aletas, o una vejiga con flotador. Realmente no.

'Este órgano lleno de gas, les permite a los peces quedarse inmóviles al dejar de nadar. Y ya que los tiburones no lo tienen, al dejar de desplazarse se irían al fondo y simplemente se ahogarían.

Además cuando el tiburón nada, el líquido ingresa por la boca, pasa por las branquias, que retienen parte del oxígeno disuelto en el agua y sale por las aberturas branquiales. También pueden lograr cierta circulación bombeando agua mediante contracciones rítmicas de la boca y las branquias, pero esta no sería suficiente para mantenerlo vivo.



Por eso los tiburones están condenados al eterno movimiento.'

¿Y así nos quejamos que dormimos poco?

1 comentario:

Martín Balbuena dijo...

todo un cientifico no? jajaja
ya px, defuensor de los animales..jejeje
:P