4 de septiembre de 2008

Tuyo mi corazón, de todas mis besos


El venir de estos días, ha acentuado mi destreza emocional.

Conozco y manejo mejor mis emociones.

Pero el mundo anda de cabeza, metido en un hoyo con pirañas, los peces ojo, porque los otros pirañas son más bravos.

El tukutin, digo mi messenger, está lleno de amig@s y conocid@s con dolores de cabeza por sus cuernitos nuevos.

¿Qué hacer para promover la cultura de fidelidad?

Y digo eso, porque la tendencia capitalista es agregarle a todo el calificativo de cultura, para vender como pan caliente y con mejores resultados, sus manuales para la salud mental o física, sus cápsulas para combatir el stress, sus masajes disque relajantes, sus películas pornográficas para oxigenar el sexo en la relaciones de pareja, etc, etc...

Sin embargo, la solución creo yo, está en dejar ser a los infieles.
Dejarlos ser, que se expresen libremente. Así como la cocaína en los países bajos.

Convertirse en algo normal, claro que a mí no me lo hagan, jajajaja, pero que prueben con algunos otros.

Participemos entonces de la renovación, si es que cabe el término de corazones, ya no demos corazones azules, como había alguna campaña por ahí, ahora regalemos corazones en conjunto, uno para cada novia..jajaja

4 comentarios:

Anónimo dijo...

"regalemos corazones en conjunto, uno para cada novia" entoncs hazlo. Me parece excelente!.........
:@

Kari dijo...

y kien kiera regalarme el suyo completito.... ke m pase la voz!

Anónimo dijo...

Que te hagan eso ati para que sepas como te sientes. eso seria la mejor solucion para todo los infieles

Anónimo dijo...

Quien eres?