16 de diciembre de 2008

¿Rateros sin miedo?


¿Quién no ha sido víctima de algún carterista "mal habido" que huyendo, cual guepardo presuroso, se escabullía entre las llantas de los carros?

O quizá (y con fines de sumar más identificados) quién no ha sido víctima de uno de esos "atracadores" al paso, que con la famosa "bolsita de caramelo" ha intentado y hasta posiblemente ha logrado asaltarte con cuchillo en mano por un par de soles o , si eres piña, por tu celular.

Sea cual sea tu caso, recuerdas que se iban corriendo, que ni bien tomaban lo que querían, desaparecían, y a veces te decían, "no me mires ctm que te corto", es verdad o no.

Pues ese afán proteccionista, si se le puede llamar así, por cubrir de alguna manera sus identidades, ha desaparecido.

Hoy esos malditos ya ni escapan.

Te arranchan, dan unos pasos más allá y continúan con su robo.

Han perdido el miedo.

Dicen que en fiestas salen más rateros. Imagino que está relacionado con que la gente compra más y pueden aprovecharse de eso, pero conociendo esto, quién nos cuida.

Lima que anda destruida por Castañeda, no solo en sus pistas, sino por la cantidad de patrulleros y material policiaco que destina a parar carros para buscarle la sinrazón, ha dejado a la gente, donde me incluyo, sin la marroca de la justicia.

Agárralo policía y métele la marroca en el ojo, así siempre le digo cuando veo que lo tienen a alguno en el suelo y diciendo "no jefe, yo no soy jefe", ahí dale con tu bota caterpillar, por la cabeza, quémale las manos y a ver que más se le puede hacer...

1 comentario:

lully desnuda dijo...

Los amigos de lo ageno inundian los países. Rico sería que los líderes de las naciones trabajaran más la parte social que la guerra. Más saludable.

Un abrazo nocturno de viernes!